El blog de aula, ¿útil en el aprendizaje del chino?

Actualmente estoy realizando un NOOC (como los MOOC pero de menor duración) de la mano de Intef sobre el uso del blog como herramienta educativa.

Surge así la cuestión del blog de aula como herramienta de colaboración. Esto nos ofrece varios beneficios:

  • El alumno se siente más involucrado en el proceso de aprendizaje (con lo que conseguimos invertir el método tradicional de enseñanza en que el profesor es el centro de la misma).
  • Los alumnos aprenden los unos de los otros, trabajan en equipo y mejoran su relación.
  • El profesor puede comprobar de manera efectiva el progreso de los alumnos y usar el blog a modo de portfolio de clase.

Image result for 语法

 

Una posible propuesta de puesta en práctica del blog de aula sería la siguiente:

  1. Tipo: blog de aula sobre contenidos gramaticales.
  2. Autor/es: alumnado y profesorado.
  3. Periodicidad de publicación: al término de cada Unidad Didáctica.
  4. Objetivo general: la puesta en común de patrones gramaticales estudiados en la lección para que los alumnos con mayores dificultades puedan beneficiarse del conocimien
    to del resto de compañeros.
  5. Objetivos específicos:
    1. Mejorar la competencia digital de los alumnos.
    2. Fomentar el trabajo en equipo.
    3. Mejorar la comprensión de los aspectos más importantes de cada Unidad Didáctica.
  6. Contenidos: Resúmenes, esquemas y mapas conceptuales de elementos gramaticales de la lengua china. Se fomentará la creatividad del alumno, que tendrá libertad para diseñar todo tipo de ejercicios y juegos (que serán debidamente evaluados) para trabajar correctamente los puntos gramaticales.
  7. Principales etiquetas: Dependerán de cada post, pero pueden incluir, entre otras: chino, gramática, verbos, partículas, medidores, tiempo, modo, cantidad, 对外汉语、语法、动词、量词、等。
  8. Moderación de comentarios: realizada por la profesora a través de las herramientas del blog, una vez se dé por finalizado el plazo de realización del post.

Otro de los beneficios del blog es la flexibilidad que ofrece. Los alumnos pueden elegir qué aspectos quieren tratar y cómo tratarlos, haciendo uso de hiperenlaces, contenido multimedia y, por supuesto, texto.

La finalidad de este ejemplo concreto del blog de aula podría ser la de realizar una gramática en español destinada al nivel de la clase, que pueden consultar cuando sea necesario y guardar para su futura consulta fuera de la misma. La ventaja de una gramática realizada por los alumnos frente a una gramática publicada consiste en que la primera será un material que resuelva sus dudas concretas y explicado con sus propias palabras. Esto la hará más accesible y fomentará que la usen continuamente como material de referencia, además de posibilitar su constante mejora y actualización.

Cosas que desearía haber aprendido en primero de carrera

A lo largo del grado de Traducción e Interpretación tuve la oportunidad de recibir clases de chino y de traducción con profesores tanto españoles como chinos, ambos con sus cosas buenas y malas.

Aunque el balance general es positivo (gracias, sobre todo, al último ciclo del grado), en el último año aprendimos muchas cosas sobre la lengua y cultura chinas que desearía haber conocido durante el primer año. Algunos detalles son tan obvios que parece mentira que hayamos tardado tanto en asimilarlos por nuestra cuenta, pues los profesores de lengua obviaron todos estos detalles tan importantes. Esta lista proviene de mi propia experiencia y la de algunos compañeros de promoción, que dedicaron amablemente unos minutos a aportar su granito de arena para esta entrada.

  • Los caracteres están formados por componentes o «radicales», con su correspondiente significado y relación —más o menos difusa en el tiempo—. No son palitos que hay que memorizar. Los componentes aportan información con respecto al significado en caracteres más complejos y además nos ayudan a recordarlos por partes. Cuanto más tardemos en estudiar de esta manera, mayor esfuerzo realizaremos por cada carácter aprendido «palito a palito».
  • Hay distintas formas de componer un carácter: pictogramas, ideogramas, pictofonéticos… Por cierto, ¿recordáis cuando decía que no siempre es buena idea asociar una imagen mnemotécnica a un carácter?
  • Los caracteres, además, tienen significado propio, y su combinación con otros crea palabras que pueden concretar, modificar, ampliar o limitar el significado de los mismos.
    • ¿Realmente es más sencillo aprender que 植物 (zhíwù) es planta, en lugar de aprender que 植 (zhí) es planta y 物(wù) objeto? No solo aprendemos esa palabras, sino que, gracias a ella, asimilaremos más rápidamente nuevas palabras que contengan 物(wù) cosa, como por ejemplo 动物(dòngwù) (animal: mover+cosa) y 购物 (gòuwù ir de compras: comprar+cosa).
  • Hay que leer tanto como nos sea posible. La estructura de las frases no se aprende de memoria, sino después de haberla leído mil y una veces.
  • Para pronunciar los sonidos que no tenemos en español necesitamos práctica. No valen los dos primeros meses de clase. Si no podemos disponer de profesores que nos ayuden con esto, queda en nuestras manos usar material adicional para oír y practicar tanto como sea posible.
  • Imita. Tanto como puedas y aunque lo hagas fatal al principio. En la carrera casi no hay ocasión para practicar la parte activa del chino (escritura y conversación). Por ello es importante que practiques imitando frases que has leído en tu libro de texto o escuchado en un podcast adaptado a tu nivel. Cuando llegue el momento en que dispongas de alguien para corregirte, habrás avanzado un buen trecho sin darte cuenta.
  • No hay que obsesionarse con los sinónimos o cuasi-sinónimos. Si se diferencian claramente en su uso, perfecto. Si no, ya iremos intuyendo a diferenciarlos con el tiempo. El agobio en una época tan temprana no es nada bueno.
  • Del anterior punto deriva el siguiente consejo (afirmaría que uno de los más importantes): aprender la función o funciones de una palabra dentro de una frase. Al comienzo de nuestro estudio, y sin la guía apropiada, es fácil pensar que un carácter, al que no vemos terminación de verbo, adverbio o similar, puede usarse como bien queramos en una frase. De este error deriva el problema de no entender palabras muy parecidas, como pueden ser 改变 gǎibiàn、变化 biànhuà o 变成 biànchéng. Con un estudio más apropiado, podríamos distinguir cuál se usa solo como sustantivo (变化 biànhuà), cuál de verbo (变成 biànchéng)  y cuál de ambos (改变 gǎibiàn). Si además añadimos la descomposición de la palabras según sus caracteres, tendríamos poca dificultad en usar 改变 (gǎibiàn) con respecto a 变成biànchéng (que, con 成 chéng da la idea de una conversión, cambiar y transformarse en).
  • Radicales: un tema importantísimo que no tocamos hasta tercero de carrera cuando, gracias a Confucio, tuvimos un profesor español.

Si estáis empezando con la lengua china y hay algo en la lista superior que no os suene de nada, no perdáis más el tiempo y poneos las pilas para suplir estas carencias, o corréis el riesgo, como mis compañeros de promoción y yo, de tener que navegar estas aguas solos hasta intuir todo esto por vuestra cuenta.

¿Aprende chino rápidamente o aprende chino bien?

El estudio del chino, como el de cualquier otro idioma, es un proceso largo y duro, pero muy gratificante, que pondrá a prueba nuestra determinación no pocas veces. Nuestro aprendizaje en la universidad o en cualquier curso estructurado es una carrera a contrarreloj, donde tenemos que adquirir mucho vocabulario y estructuras gramaticales tan rápido como sea posible.

Así, memorizamos conjuntos de trazos y un pinyin con unos tonos que apenas sabemos distinguir, cuanto menos pronunciar. Esta forma de aprendizaje puede tener como consecuencia un período de desmotivación al que debemos poner fin cuanto antes.

Esto sucede porque nos pasamos cuatro años de la carrera (o de cursos tipo Escuela Oficial de Idiomas) memorizando listas interminables de palabras, sin descomponerlas para aprender el significado de sus caracteres ni el de los componentes de sus caracteres. Esto suele producir el siguiente tipo de situaciones.

  • Con frecuencia nos encontramos con palabras nuevas compuestas por, al menos, un carácter que ya hemos visto previamente. Como no hemos estudiado con detenimiento, no somos capaces de recordar el significado de ese carácter, ya que lo aprendimos como una palabra en conjunto con otro carácter. Esto nos produce la amarga sensación de pensar que somos unos torpes por haber visto previamente ese carácter pero no poder recordarlo fuera de contexto.
  • Adquirimos rápidamente un conocimiento pasivo de la lengua mucho más grande que el conocimiento activo. Así, somos capaces de identificar caracteres, pero no podemos escribirlos o pronunciarlos. Esto es, una vez más, fruto de esa carrera por las listas y listas de palabras. Normalmente conseguimos reconocer las palabras al leerlas pero no podemos traerlas a nuestra mente cuando queremos escribir o decir algo en voz alta.

El único contexto en el que podría medio defender este tipo de aprendizaje es durante cursos intensivos previos a una estancia en algún país sinoparlante. Aun así, esto tiene más desventajas que ventajas, pues nos dará la falsa impresión de haber avanzado mucho en el estudio del chino y luego nos desmotivaremos al llegar a China y comprobar que no ha sido así.

La forma en que estudiamos chino debe cambiar tan pronto como nos sea posible, o corremos el peligro de sufrir períodos de desmotivación causados por las prisas y la mala estructuración de nuestro aprendizaje.

¿Cómo conseguimos entonces estudiar chino bien, en lugar de estudiar chino rápidamente? A continuación os dejo una pequeña lista de ideas que podéis incorporar a vuestro estudio en cualquier momento, estéis en la universidad, en la EOI o dando clases particulares.

  • Incorporar a nuestra rutina el estudio de caracteres, no únicamente las palabras que tenemos en nuestras listas de vocabulario (aquí tienes la diferencia entre componentes, caracteres y palabras).
  • Debemos tratar la lengua china como un total, un conjunto de conocimientos que se relacionan constantemente entre ellos. Los idiomas no son una línea recta que recorremos una sola vez, sino un círculo que nos hace repasar una y otra vez nuestros conocimientos. Cuando aprendas una palabra nueva formada por algún carácter que ya conozcas, busca qué más palabras se pueden crear con ese carácter. Por ejemplo, al aprender 动物 (dòngwù animal) debemos aprovechar para repasar o aprender palabras que usan el carácter que ya conocemos (礼物 lǐwù regalo,植物 zhíwù planta,购物 gòuwù comprar) Aquí tienes una web muy útil para conocer las palabras más comunes conformadas por el carácter que busques.
  • No dejar nunca de lado el estudio de la pronunciación. El pinyin es uno de los aspectos más complicados del estudio de la lengua china y merece gran parte de nuestro esfuerzo. Nunca des por aprendida una palabra hasta saber cómo pronunciarla (tonos incluidos) con tan solo ver los caracteres escritos.
  • Hacer lo posible por sumergirnos en el idioma. Podemos escuchar música en chino, ver telenovelas, películas, escuchar la radio, leer manhua… Tenemos ante nosotros un gran abanico de posibilidades.

¿Qué mas trucos se os ocurren para completar nuestro estudio del chino?

Los nombres propios

Como hemos visto hace poco en la entrada sobre las provincias chinas, cuando estamos aprendiendo chino los nombres propios nos pueden dar más de un dolor de cabeza. Esto sucede porque normalmente no identificamos que son nombres propios y nos centramos en traducirlos carácter por carácter para que tenga sentido dentro de la frase. Sin embargo, obviamente esto no obtiene ningún resultado y la mayoría de las veces nos encontraremos con que frases tan sencillas como 昨天有人送给李月一束花 (zuótiān yǒurén sòng gěi Lǐ Yuè yī shù huā) nos producen traducciones raras literales («ayer alguien entregó ciruelas, luna y un ramo de flores») siendo la traducción correcta «ayer alguien dio un ramo de flores a Li Yue»).

La gran complicación con los nombres propios chinos es que normalmente estos no nos dan ninguna pista de que son nombres propios (especialmente los de persona). Si son topónimos, estos nombres propios suelen estar acompañados por la palabra que define lo que son. Por ejemplo: nombre propio+山 (shān montaña); nombre propio+河 (hē río), etc. Debemos evitar incluir en el nombre en español el carácter de montaña, río…Así, nos encontramos por ejemplo con el monte Tai (泰山 Tài Shān) (evitamos decir monte Taishan porque ese shan ya lo hemos dicho en español con monte), con el monte Hua (华山 Huà shān) o el río Amarillo (黃 河 Huáng Hé) que en este caso sí podemos definir como Huang He por ser una traducción ya establecida desde hace tiempo.

¿Cómo identificamos un nombre propio cuando es de persona?

Lo más normal es que lo confundamos con una palabra y lo traduzcamos, como nos ha pasado con el ejemplo previo de Li Yue que terminamos traduciendo por ciruelas y luna.

Antes de dar algunas estrategias, primero debemos conocer cómo se forman los nombres chinos.

  • El apellido siempre se coloca delante del nombre, y así debemos traducirlo. No debemos cambiar nunca este orden (de hecho, sucede lo mismo con los nombres coreanos y japoneses).
  • En la gran mayoría de los casos, un nombre chino está conformado por tres caracteres. El primero es el apellido y los dos últimos, el nombre. El apellido se escribe por separado con la primera letra en mayúsculas y el nombre se escribe también con la primera en mayúsculas y los caracteres juntos. Por ejemplo: 张艺谋 (Zhāng Yìmóu , famoso director) o  习近平 (Xí Jìnpíng, actual presidente de China).
  • En un porcentaje muy pequeño, podemos encontrar apellidos de dos caracteres, normalmente muy antiguos. Los más comunes son Zhuge (诸葛), Ouyang (欧阳), Shangguan (上官), Situ (司徒), Sima (司马) y Sikong (司空).
  • También podemos encontrar nombres de un solo carácter, pero estos dos últimos puntos se dan con muy poca frecuencia. Por ejemplo:  姚明 (Yáo Míng, famoso jugador de baloncesto).

La clave está en analizar sintácticamente la frase cuando algo no nos encaje. Lo más normal es que sea sujeto o complemento del verbo. Si dudamos de algunos caracteres y al analizar sintácticamente la frase vemos que esos caracteres deben ser sujeto, duda resulta, seguramente conforman el nombre de una persona. En la frase de ejemplo con Li Yue (昨天有人送给李月一束花 zuótiān yǒurén sòng gěi Lǐ Yuè yī shù huā), en que este nombre no es sujeto sino complemento, podemos intuir que es nombre de persona al analizar sintácticamente la frase: Un sujeto (有人 yǒurén) da (送给 sòng gěi) algo (一束花 yī shù huā) a alguien (李月 Lǐ Yuè).

También tenemos otra ayuda importante. Debemos ir fijándonos poco a poco en los apellidos que vemos conforme estudiamos chino, vemos películas y conocemos a gente. Hay ciertos apellidos que se repiten mucho, por lo que al encontrarnos uno de esos carácteres seguidos de otros dos que no nos encajan en la frase, lo más normal es que sean apellido y nombre. Los apellidos más comunes son: 王 (Wáng), 李 (Lǐ), 张 (Zhāng), 刘 (Liú), 陈 (Chén), 杨 (Yáng), 黄 (Huáng), 赵 (Zhào), 吴 (Wú) y 周 (Zhōu).

¿Debemos traducir los nombres propios chinos?

Nunca, con la única excepción de aquellas traducciones que ya estén bien enraizadas en español, tales como el Emperador Amarillo, la Ciudad Prohibida y pocos más. Aunque tienen significado, los chinos no se llaman entre ellos pensando en el significado literal de su nombre, por ejemplo: Dragón Nublado Zhang (张云龙 Zhāng Yúnlóng). Nosotros tampoco nos referimos a ningún Ángel o Angustias pensando en lo que significa literalmente su nombre. De hecho lo más común cuando uno se presenta por su nombre es que le pregunten de qué caracteres está formado, porque al decirlo en voz alta será muy difícil saber cuáles son. Lo mejor será siempre dejarlos en pinyin (el ejemplo anterior lo traduciríamos como tal, Zhang Yunlong).

¿Qué pasa con los nombres que no están en pinyin?

Siempre que podamos los transliteraremos según la escritura pinyin, con la excepción  de aquellas traducciones que ya estén bien enraizadas en español, tales como nombres propios históricos (Mao Tse-Tung, Chiang Kai-shek o Sun Yat-sen). Así, la antigua Pekín hoy en día se suele escribir como Beijing, y poco a poco leemos más Mao Zedong que el antiguo Mao Tse-Tung.

¿Cómo elijo un nombre chino para mí?

Lo mejor será siempre contar con la ayuda de algún amigo chino o profesor de lengua china. Idealmente, tendrá un carácter para el apellido y dos para el nombre, como la grandísima mayoría de nombres en China. Si no conoces a ningún chino que te pueda aconsejar, puedes recurrir a foros como Chinese Forums donde, aportando tu nombre y apellidos occidentales y algunos adjetivos que describan tu forma de ser, te ayudarán a buscar un nombre apropiado para ti.

Elegir nombre es muy importante, sobre todo si vamos a China, pues ayudará a quienes conozcamos a dirigirse a nosotros de forma que puedan recordar fácilmente. Hacer esto también demuestra respeto por la cultura china y nuestro esfuerzo por integrarnos en el país que nos acoge.

Nunca, repito nunca, debemos elegir un nombre igual al de algún famoso chino, sea actual o histórico; suele considerarse una falta de respeto.

¿Cómo elegisteis vuestro nombre en chino? Contádmelo en los comentarios.

 

Las provincias chinas

Ha vuelto a pasar. Estás traduciendo un texto sobre lo bonitos que son los osos panda, la larga extensión de la muralla o las fiestas tradicionales chinas cuando, aislado y con maquiavélica sonrisa aparece un carácter al que no le encuentras sentido. Un poco más al sur del paraje natural del oso panda gigante encontramos ¿¡esperanza (冀 jì)!? Siempre que sucede esto lo primero que se me pasa por la cabeza es un cartelito que pone esperanza dando vueltas alrededor de los pandas.

Cuando, tras media hora de pelearte con este 冀 (jì), descubres que es la abreviación del nombre de la provincia de Hebei, es cuando recuerdas las palabras de tu profesor que decía que separásemos los elementos de una frase como si estuviéramos en clase de Lengua Española. Además de traer a la mente aquellas palabras, empiezas a barajar la idea de hacerte un pequeño glosario para esos términos geográficos chinos que tanto nos cuestan.

Así, hoy os traigo los nombres de las provincias chinas, junto con su abreviación (usada, entre otras cosas, en las matrículas de coche) y su traducción correcta al español.

Provincia Abreviación Traducción al español
黑龙江 Hēilóngjiāng 黑 hēi Heilongjiang
吉林 Jílín 吉 jí Jilin
辽宁 Liáoníng 辽 liáo Liaoning
青海 Qīnghǎi 青 qīng Qinghai
甘肃 Gānsù 甘 gān o 陇 lǒng Gansu
陕西 Shǎnxī 陕 shǎn o 秦 qín Shaanxi
山西 Shānxī 晋 jìn Shanxi
河北 Héběi 冀 jì Hebei
四川 Sìchuān  川 chuān o 蜀 shǔ Sichuan
湖北 Húběi 鄂 è Hubei
河南 Hénán Honan 豫 yù Henan
山东 Shāndōng 鲁 lǔ Shandong
安徽 Ānhuī 皖 wǎn Anhui
 江苏 Jiāngsū 苏 sū Jiangsu
云南 Yúnnán 滇 diān o 云 yún Yunnan
贵州 Gùizhōu 黔 qián o 贵 gùi Guizhou
湖南 Húnán 湘 xiāng Hunan
江西 Jiāngxī 赣 gàn Jiangxi
浙江 Zhèjiāng 浙 zhè Zhejiang
海南 Hǎinán 琼 qióng Hainan
广东 Guǎngdōng 粤 yuè Guangdong o Cantón
福建 Fújiàn 闽 mǐn Fujian

¿Conocíais las abreviaciones de los nombres de las provincias? Siempre es bueno tenerlo y hacer una búsqueda rápida si nos encontramos con algún carácter que no nos encaje del todo en la frase.

No aprendas a «dibujar palitos»

Cuando comenzamos a estudiar chino, mis compañeros de promoción y yo navegamos las duras aguas de esta lengua solos durante demasiado tiempo, lo cual nos llevó a fomentar algunos hábitos muy malos en su estudio. Como no teníamos a nadie que nos guiara, nuestra intuición con esta lengua «imposible» (¿recordáis cuando os decía que el chino es un idioma con muchos prejuicios?) nos dijo que no quedaba otra que aprender el carácter trazo a trazo o, como probablemente los llamábamos en aquella época, palito a palito.

Hoy quiero dedicar este breve artículo a convenceros de que dejéis de hacer esto mismo cuanto antes. Antes de comenzar, sería útil que conociérais bien la diferencia entre los términos trazo, componente, carácter y palabra. Aquí tenéis un artículo donde lo explico.

  • Los caracteres chinos no son un conjunto sin sentido de trazos; al revés, están formado por componentes más pequeños, las piezas del puzzle que hacen que todo encaje.
  • Para que este puzzle tenga sentido, debemos estudiar razonando en el camino. Estudiar listas y listas interminables de palabras no servirá más que aprobar el examen de la próxima semana o el HSK que tienes el próximo mes. Para aprender de verdad una palabra, debemos verla en contexto.

Aquí van algunos pasos que nos ayudarán a mejorar nuestro estudio del chino para dejar de «dibujar palitos» y empezar a escribir trazos y componentes.

  • Familiarízate con los tipos de trazos que hay, cómo se llaman (esto es opcional, pero si vas a China, en las clases se usan mucho estos términos), cómo se escriben y sus posibles variaciones. Aquí tienes una lista completa de esos trazos.
  • Aprende el orden de los trazos cuanto antes. Son una parte importantísima de la cultura china que te ayudará a mejorar tu capacidad para escribir caracteres entero de memoria y de un solo vistazo. Te recuerdo que un trazo debe realizarse sin levantar el bolígrafo o pincel del papel. En este post recordamos el orden de los trazos.
  • Por último, junta esos trazos para conformar los distintos componentes que encontramos dentro de los caracteres. Realiza un estudio pormenorizado de cómo está formado el carácter.
    • Identificar el componente semántico, el de pronunciación y cómo de diferente o parecido se pronuncian con respecto al componente que aporta la pronunciación. Por ejemplo, el carácter 们 (men, marca que indica plural) tiene a la izquierda el radical de persona y a la derecha el componente que aporta la pronunciación (门 que originalmente se pronuncia mén).
    • Intentar recordar el significado del carácter en el contexto en que lo estamos estudiando (no debemos agobiarnos nunca con memorizar la lista completa de significados de ese carácter) y entonces ponerlo en relación con el segundo carácter para ver la palabra que crean. Para realizar esto yo uso las siguientes páginas web:
      • Arch-chinese es de las más completas (en el enlace podemos ver un ejemplo también con 们). Dentro de la información de cada carácter podemos ver su orden de trazos, cómo se ha formado (ideográfico, pictofonético…) y sus componentes. Esto es muy útil para saber qué técnica vamos a usar para aprender ese carácter. Si es ideográfico podemos usar técnicas mnemotécnicas. Si es pictofonético lo mejor es reconocer la parte semántica y su significado y luego reconocer la parte fonética para poder asociarla a otros caracteres que encontremos.
      • Con Hanzicraft podemos encontrar palabras que se pueden formar con ese carácter, ordenadas por orden de frecuencia, lo cual nos permitirá relacionar esos caractéres de forma más efectiva.
      • CharacterPop es mucho más visual que las otras dos, por lo que puede ser más cómoda de usar cuando tenemos la vista cansada o nos sentimos algo agobiados de tanta información.

En resumen, no aprendas a «dibujar palitos». Aprende a escribir caracteres. Aprende a combinar caracteres para formar palabras. Aprende chino de forma inteligente, te ahorrará mucho tiempo.

¿Qué herramientas habéis usado vosotros para ayudaros a hacer la transición de dibujar palitos a escribir trazos?

 

El orden de los trazos y cómo aprenderlos

Hoy vamos a hablar del elemento más básico de la escritura de los caracteres, los trazos. Para escribir un carácter correctamente, debemos seguir un orden concreto en el proceso. Recordemos que un carácter está formado por uno o varios componentes y estos a su vez, por uno o varios trazos. No podemos escribir un carácter como nos apetezca cada vez o según el orden que nosotros consideremos necesario.

  1. Un carácter siempre debe escribirse componente a componente. No podemos escribir medio componente y luego dejarlo a medias para pasar a escribir otro componente. Por eso es tan importante que siempre que nos encontremos con un nuevo carácter lo analicemos en páginas como ArchChinese para conocer sus componentes.
    • ni3

      Para escribir correctamente este carácter, primero debemos escribir por completo el componente en naranja y luego el componente en verde.

  2. Una vez que sabemos esto, hay un orden fijo para escribir los trazos que encontramos dentro de los componentes. Muchas de estas reglas se pueden aplicar también a qué componentes escribimos primero dentro de un carácter (todos los caracteres y componentes que aparecen en los ejemplos tienen un enlace a Archchinese para ver el orden de los trazos).
    1. Primero los puntos (点 diǎn) de arriba o de arriba a la izquierda.
      • En , y lo primero que escribiremos será el punto, que está como bien vemos arriba a la izquierda (闪) o arriba en el centro (童 y 衣).
    2. De arriba abajo.
      • Por ejemplo, los números 2 y 3 () cumplen esta regla.
      • En el carácter  (měi) escribimos primero el componente de arriba y luego el de abajo, es decir, primero  y luego 
      • c3c0d1f2b4f3
    3. De izquierda a derecha. Normalmente se escribe primero el trazo de la izquierda y luego el de la derecha.
      • En los caracteres  y   escribiremos primero el componente de la derecha.
      • bac3c4e3
    4. Antes el trazo horizontal y luego el vertical. Cuando los trazos horizontales pasen por encima de uno vertical, normalmente este se escribirá el último.
      • En  y escribiremos primero los horizontales y luego los verticales. Seguimos las normas de arriba también, es decir, primero los horizontales de arriba y luego los de abajo. Los verticales se escribirán primero el de la izquierda y luego el de la derecha, como vemos en la tercera norma.
      • b8c9jbeae
    5. Antes el trazo que baja hacia la izquierda y luego el trazo que baja hacia la derecha.
      • Como vemos por ejemplo en  o en 
      • c8cbb0cb
    6. Antes los trazos exteriores y luego los interiores. Esto sucede en componentes que rodean a otros componentes desde arriba a la izquierda, arriba a la derecha o desde arriba.
    7. Antes los trazos interiores y luego los exteriores. Esto sucede en componentes que rodean a otros componentes desde abajo o abajo a la izquierda.
    8. Antes los trazos del centro si son verticales y luego los de los lados si son a modo de «alas».
    9. Antes los trazos en el interior y luego cerrar la base del componente externo.
    10. Antes el componente principal y luego el trazo central que lo “corta por la mitad”.
    11. Por último los puntos (点 diǎn)  de dentro o de arriba a la derecha.
      • En componentes como  se escribe por último el punto.
      • ced2

Seguro que si habéis llegado hasta aquí estáis pensando «¡Socorro!». ¿Cómo me aprendo yo esta lista de instrucciones que ni siquiera llego a comprender medianamente? Te alegrará saber que la mejor forma de aprenderlo no es aprenderla de memoria. ¿Cómo lo hacemos entonces? Debemos usar esta lista como unas instrucciones que consultar durante nuestra primera etapa de aprendizaje. Si ya conoces unos cuantos caracteres, busca el orden de los trazos de forma animada (ArchChinese lo hace a la perfección) y ve buscando qué norma se corresponde con cada trazo o conjunto de trazos. Las próximas veces que escribas ese carácter vuelve a repasar cómo es el orden concreto de ese carácter. Por último, busca relaciones entre diferentes caracteres y qué orden de trazos comparten. Con tiempo y práctica, conocerás el orden de los trazos de forma intuitiva, extrapolándolo de caracteres que ya sabes escribir.

¿Cómo aprendiste tú a escribir los trazos en orden? ¿Tienes algún truco? Comparte tus experiencias en los comentarios.

Macrolista de recursos para el aprendizaje del chino

Llega septiembre y muchos empezáis a estudiar chino por primera vez o lo retomáis tras unas semanas de descanso (esperemos que no muchas pues los caracteres se olvidan con una facilidad sorprendente). He decidido actualizar una de mis primeras entradas en el blog con todos los recursos que más me sirven a día de hoy. Todos los recursos de esta lista son de uso completamente gratuito.

Diccionarios

  • ArchChinese: Esta web nos sirve sobre todo de diccionario. Además, nos aporta información esencial sobre los caracteres como el orden de trazos, sus radicales y componentes, su estructura, HSK al que pertenecen y su formación (ideograma, pictofonético…).
  • Hanzicraft: Su mejor herramienta consiste en decirte qué palabras se pueden formar con el carácter que busques y cuáles de esas palabras son las más comunes.
    • Phonetic sets: Dentro de Hanzicraft encontramos además una lista muy útil de componentes fonéticos (es decir, componentes dentro de un carácter que son los que aportan la pronunciación de todo el carácter) y qué caracteres se pronuncian exactamente igual, con las mismas letras de pinyin pero tono distinto, o de manera similar (agrupados según cada una de estas características).
  • MDBG: Este diccionario nos permite introducir frases enteras que luego la web separará por palabras. Muy útil cuando no distinguimos dónde empieza o acaba una palabra. También aporta el radical y el HSK al que pertenece.
  • LINE Chinese-English Dictionary: Lo bueno de este diccionario es la ingente cantidad de frases de ejemplo que podemos encontrar al buscar palabras o caracteres. Lo malo es que no suelen ser adecuadas para principiantes pero sí vienen muy bien para hacernos una idea de la posición que suelen ocupar en una frase (verbo, adjetivo, sustantivo…).
  • Perapera: Es una extensión para Chrome y Firefox que te permite desplazar el ratón por encima de palabras que no conozcas y aparecerá su definición.
  • CharacterPop: Esta web, bastante visual y minimalista, nos permite conocer componentes de los caracteres y leer o añadir al carácter historias mnemotécnicas que nos sirvan para recordarlo mejor. Podemos explorar caracteres simplificados, tradicionales, por listas de HSK… La web ha perdido algunas funciones gratuitas desde que la hicieron de pago pero todo lo descrito anteriormente es gratis (por ahora).
  • Chinese Etymology: Esta web nos puede servir como curiosidad o a veces como ayuda visual (solo para los caracteres pictográficos). Aporta el origen etimológico de los caracteres.

Páginas web

  • Hojas de práctica de caracteres: Esta web nos permite crear hojas de caracteres personalizadas a nuestro gusto. Podemos añadir todos los caracteres que queramos, cambiar el tamaño del papel, la orientación, pedir que incluya el orden de trazos… Las opciones son casi interminables.
  • Chinese Forums: La mayor fuente de conocimientos sobre la lengua y cultura chinas que conozco. Funciona en inglés pero si manejáis el idioma podréis preguntar dudas muy concretar y la gente del foro os responderá siempre a vuestra duda. Hay subforos centrados en el aprendizaje del chino, en la gramática, ciudades en China, universidades, problemas con los visados…
  • Chinese Numbers: Esta web transforma cualquier número occidental en caracteres chinos, por complicado que sea. Escribimos 356956 y con un botón obtenemos 三十五万六千九百五十六。Puede ser especialmente útil para realizar prácticas de números más pequeños y comprobar después si los hemos escrito correctamente.
  • Recursos descargables: La web Mandarin Chinese School ofrece en su sección «Recursos» la posibilidad de descargar varios libros gratuitos, entre ellos exámenes de prueba HSK, las soluciones a varios libros de ejercicios, algunos diccionarios, etc.
  • Stack Exchange: Esta web sirve para hacer preguntas cortas sobre la lengua china. Cualquier usuario puede responderlas.
  • Hi Native: Funciona igual que Stack Exchange pero está pensado exclusivamente para el aprendizaje de idiomas. Personalmente, me gusta más.

Práctica

  • Textos para practicar la comprensión oral de la universidad de Iowa: La web está bastante anticuada y requiere del uso de Flash, pero los textos están muy bien nivelados (encontramos nivel inicial, intermedio y avanzado) y tras la lectura se plantean preguntas de comprensión.
  • Podcasts de Popup Chinese: Esta web ofrece una selección de podcasts muy variados por niveles para practicar aspectos de la lengua china que no solemos encontrar en los libros de texto.
  • Slow Chinese: El nombre de la web hace honor a su forma de trabajar. Son una web de podcasts leídos muy lentamente, geniales para practicar a partir de niveles intermedios.
  • Lang-8: En esta web puedes escribir textos cortos, entradas tipo diario, redacciones, etc. y los usuarios nativos de la web te corregirán y ayudarán a mejorar el texto.

Teclados en chino

Tabla de pinyin

Gramática

Apps

  • Pleco: La mejor app relacionada con el chino. Tiene un diccionario muy bueno gratuito y un montón de opciones descargables de pago. Podéis buscar caracteres escribiéndolos, buscando trazo a trazo, según sus componentes… Descargadla y echadle un buen vistazo, no tiene desperdicio.
  • Quizlet: Ya hablamos de Quizlet y Anki en una entrada del blog. Ambas tienen tanto app como web. Muy útiles para aprender y memorizar correctamente el vocabulario.
  • Anki.

¿Sugerencias?

¿Conoces más recursos útiles a la hora de aprender chino? Compártelo con nosotros en los comentarios.

 

¿Sabías que…? #2B

Con motivo de la segunda entrada de la sección, nos pareció simpático comentar el origen de la expresión 2B. La palabra 二逼 (èrbī), que se suele escribir también como 二比, 2B o 2逼, es una forma relativamente suave de decir tontoestúpido.

25-130r1144450

Esta expresión nació en los años 70 y originariamente se usaba solo  二 (èr, el número 2). El origen se remonta a una película japonesa de 1978 titulada Kimi yo Fundo no Kawa o Watare (Debes cruzar el río de la ira según el título en inglés), una de las primeras películas extranjeras emitidas en China tras el fin de la Revolución Cultural en 1976. En esta película, el protagonista, de nombre 横路敬二  en chino, se vuelve demente tras tomar una medicina. Esto produjo una gran impresión en el público chino y gracias también a los cómicos chinos 杨振华 y 金炳昶, se tomó el último carácter de su nombre, 二 (èr), para sustituir a la expresión 傻子 (shǎzi tonto, idiota).

逼 (bī) es un carácter que se usa como reemplazo de otro más vulgar y que no se suele ver escrito por ser considerado de muy mala educación, 屄 (bī). Es por esto que se suele reemplazar con el carácter 逼 o con la letra latina B. Antes de que 二 (èr, el número 2) se popularizara como insulto, se usaban variantes de 逼 (bī) tales como 逼样 (bīyàng) o 傻逼 (shǎbī).

Aunque la expresión 2B o 二逼 (èrbī) sea más suave que 傻B o 傻逼 (shǎbī), sigue siendo un insulto con connotaciones obviamente negativas, por lo que no os recomendamos su uso. Si lo vais a hacer, 2B se suele usar en internet y redes sociales, mientras que 傻逼 (shǎbī) es más oral (pero no lo digáis, aún así).

¿Qué os ha parecido el segundo Sabías que…? Seguiremos contando detalles curiosos de la lengua china poco a poco. ¡Compartidlo por redes sociales si os ha gustado!

Más información: Baike

¿Sabías que…? #1 翘辫子

Hoy comenzamos una nueva sección. En ¿Sabías que…? descubriremos curiosidades de la lengua china, así como otros datos sobre su cultura y aspectos históricos.

Inauguramos la sección con la expresión 翘辫子 (qiào biànzi), una forma coloquial de decir morir. Su origen se remonta a la dinastía Qing (1644-1912). En 1645 se emitió la “orden de cortarse el pelo” que obligaba a todos los varones adultos de etnia Han a cortarse el pelo en toda la cabeza a excepción de una trenza (辫子 biànzi) larga en lo alto, siguiendo así el estilo manchú bajo pena de muerte en caso de desobediencia. La gente describió esta orden popularmente como: “Si mantienes tu pelo, no mantienes la cabeza. Para mantener la cabeza, no mantengas el pelo”.

Fuente: http://lixuedong64.blog.163.com/blog/static/7455001920142148537290/

Cuando se realizaba una ejecución, se usaba la trenza para elevar la cabeza antes de cortarla. De esta práctica surge la expresión 翘辫子 (qiào biànzi), que significa literalmente elevar la trenza y se usaba como sinónimo para ejecución y, más tarde, para morir, sin que ello implique asesinato, sino también muerte natural, por enfermedad o algún accidente, etc. Se usa de forma coloquial, por lo que podríamos traducirlo con otra expresión coloquial en español como estirar la pata.

¿Conocías esta expresión? ¿Qué otras formas conoces para referirse a la muerte?

Fuentes: https://baike.baidu.com/item/%E7%BF%98%E8%BE%AB%E5%AD%90

https://en.wikipedia.org/wiki/Qing_dynasty